domingo, 12 de febrero de 2012

3D (Una nueva era)



3D

De ahora en adelante a mediados de mes haremos una pausa para hablar de algún tema relacionado con el cine, reseña de algún libro, curiosidades, festivales, etc...

Abrimos hoy con un artículo sobre el 3D. Que opináis vosotros de esta historia? Se dice que es la manera de salvar las salas de cine, la manera de evitar la piratería...

Habéis visto ya algún film en tres dimensiones? Que os pareció la experiencia?

Personalmente algo pobre... Y las gafas algo incomodas. Todo ello, a un precio, ELEVADISIMO!

Además contamos con algo... Habéis visto ya Monstruos contra Alienigenas? Mucho efecto, pero la historia... Donde estaba? De aquí, hay que suponer, que muchos films caerán en el mismo error dejando de lado la historia del film para mostrarnos unos maravillosos efectos, que al rato de acostumbrarte, poco más te aportan.

Aquí os dejo con un artículo del País:

-------------------------------------------------------------------

Cuando el celuloide se vistió de colores en los años cincuenta, ver películas se convirtió en una experiencia tan atractiva y diferente del blanco y negro que las salas de cine estadounidenses volvieron a convertirse en los templos de peregrinación que habían sido hasta la llegada de la Gran Depresión de 1929. Con la increíble variedad de ofertas de entretenimiento que hay hoy, y sobre todo por culpa del DVD, la peregrinación desde finales de los ochenta se produce en sentido inverso: de las salas de cine hacia el sillón de casa. Y aunque lo que Hollywood deja de ganar en los cines se lo embolsa a través del DVD, la pérdida de espectadores hace daño al bolsillo de una industria que sólo en EE UU mantiene vivas 37.000 salas. El milagro para la resurrección del cine como espectáculo podría estar aquí, y aunque no tiene un nombre novedoso, llega acompañado del perfeccionamiento tecnológico de los nuevos tiempos: el cine digital en tres dimensiones.

"Es una experiencia diferente, muchísimo más voyeurística", clamaba en The New York Times Jon Landau, productor del filme Avatar. Dirigida por James Cameron, responsable del milagro tecnológico y de taquilla Titanic (1.835 millones de dólares de recaudación, más que ninguna otra película en la historia), y con fecha de estreno en 2009, Avatar es la superproducción hacia la que se mira como puerta de entrada a una nueva era. "La pantalla ha sido siempre una barrera emocional para las audiencias, pero el 3D de calidad consigue que la pantalla desaparezca y que tú te asomes a una ventana que mira hacia el mundo", afirma Landau.

Con un presupuesto de entre 200 y 300 millones de dólares, el estreno de Avatar obligará a las salas de cine a dar el salto definitivo hacia la exhibición digital. Y el renovarse o morir lo impondrá, sobre todo, el esperado triunfo del 3D. Hasta ahora, muchos cines se han resistido a invertir los 100.000 dólares que cuesta abandonar los proyectores tradicionales y abrazar la tecnología digital que se quiere imponer en la industria desde hace al menos cuatro años. Todos son conscientes de que abarata costes, puesto que las copias digitales no cuestan nada en comparación con las copias en celuloide, y además, prácticamente, elimina la figura del distribuidor. Con vistas al público, el cambio no es sustancial. Por eso los exhibidores se lo han tomado con calma.

Además, Cameron no llega solo. Los directores Peter Jackson y Spielberg, célebres por su talento creativo, pero también por atraer como imanes a espectadores hacia las salas, anunciaron recientemente que dirigirán una trilogía en 3D dedicada al héroe del tebeo belga Tintín. Los estudios de animación Dreamworks también han proclamado que a partir de 2009 sólo harán películas en ese formato. "Creo que ésta es la mayor oportunidad de cambiar la experiencia de ir al cine desde la llegada del color", aseguraba Jeffrey Katzenberg.

Pero quizá lo que realmente importa es que se trata de la única experiencia cinematográfica nueva que ha dado resultados económicos lo suficientemente poderosos para que tanto cineastas como exhibidores decidan apostar por ella.

el 16 abril 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada