domingo, 11 de marzo de 2012

¡QUÉ RUINA DE FUNCIÓN!


==============================================================

Es difícil llevar a la pantalla la adaptación de una obra teatral sin que esta pierda su esencia, siempre y cuando el autor desee que permanezca ese estilo, está claro que en films como la maravillosa 12 hombres sin piedad de de Sidney Lumet, o la más reciente Un dios Salvaje de Roman Polanski, sería un error no evitar la puesta en escena teatral, pero en cambio existen otras ocasiones en que la mezcla del cine y la escena es obligatoria, es en esos casos cuando la tarea es complicada.

En ¡Qué ruina de función! no solo se consigue una adaptación estupenda de la obra (conocida en España como Por delante y por detrás, o en Cataluña, dónde goza de más éxito, como Per davant i per darrere), si no que además el paso a la pantalla es brillante y llega a superar su original. Lo que en el teatro confunde al espectador, que en ocasiones no sabe hacia donde dirigir la mirada y termina por perderse muchos detalles importantes, en el cine se consigue que nada pase por alto, nuestra mirada irá hacia dónde el director quiera, pero atención, porque Peter Bogdanovich en ningún momento dará uso de los primeros planos para que no nos perdamos esos detalles, si no que lo consigue gracias a una maestría que pocos lograrían.

En su realización destacan los largos planos secuencia, que se verán acolchados por pequeños cambios de plano que darán descanso a nuestra vista y dónde además se evitarán los problemas causados por los rollos de película que como todos sabemos no son eternos. Esos cortes no rompen en ningún momento el nivel dinámico de su hilarante ritmo, que va in crescendo a medida que la trama se complica.

El film se divide en tres actos, el primero se encarga de ponernos en situación, un grupo de actores preparan una obra, es el momento del ensayo general, deducimos por lo que pasa que el estreno puede ser un absoluto desastre, en este momento se nos presentan a los personajes, interpretados todos por conocidos actores, donde veremos alguno fuera de su línea habitual, como por ejemplo Christopher Reeve que se desenfunda las mallas de Supermán ofreciéndonos un papel distinto, Michael Cane, que se encarga del papel de director se llevará las manos a la cabeza con el inminente desastre.

El segundo acto es una explosión cómica absoluta. Es uno de los días en que representan la obra, pero no veremos lo que pasa en escena, si no que veremos lo que los actores hacen por detrás del decorado, momento clave para el realizador del film, en el que podremos apreciar la maestría con que nos relata lo sucedido sin perdernos un ápice de las jocosas acciones que pasan. Indudablemente aquí también contamos con un trabajo actoral fabuloso, que debe no perderse en todo lo sucedido con pocos momentos de cortes, con lo cual no hay cabida para numerosos errores.

En el último veremos como ha pasado el tiempo, y la situación ha ido a peor, llega el turno de ver la representación de la obra cuando la cosa ya ha llegado a un desgaste extremo. Momento donde la locura alcanza un nivel muy alto, que aunque sea el acto menos interesante es el que está cargado con mayor nivel de risas, ya nada nos va a sorprender, todo nos viene anticipado, sólo queda reírnos a carcajada limpia para llegar a un final que simpatizará con nosotros.

Inevitablemente, aunque argumentalmente poco tenga que ver, nos debe venir en mente la excelente La soga de Alfred Hitchcock, experimento teatral irrepetible, pues este film le debe mucho al trabajo del maestro del suspense, que ya consiguió asentar unas bases que Bogdanovich a sabido aprovechar en su película.

¡Qué ruina de función! es una película fresca, ágil, ligera y muy muy divertida, altamente recomendable para hacernos pasar un rato fabuloso.

==============================================================
 
TÍTULO ORIGINAL Noises Off! (Noises off...)
AÑO 1992
DURACIÓN 104 min.
PAÍS Estados Unidos
IDIOMA Inglés
DIRECTOR Peter Bogdanovich
GUIÓN Marty Kaplan (Teatro: Michael Frayn)
MÚSICA Phil Marshall
FOTOGRAFÍA Tim Shurstedt
REPARTO Michael Caine, Carol Burnett, Denholm Elliott, Julie Hagerty, Marilu Henner, Mark Linn-Baker, Christopher Reeve, John Ritter, Nicollette Sheridan
PRODUCTORA Touchstone Pictures / Amblin Entertainment
GÉNERO Comedia
TEMÁTICA Teatro

SINOPSIS
Comedia con aires de screw-ball que narra los avatares del estreno de una obra de teatro llena de delirantes y divertidos contratiempos.

PREMIOS
1994: Festival de comedia de Peñíscola: Premio del público

CRÍTICAS
+ "Genial comedia, además de absolutamente comercial" (Carlos Boyero: Diario El Mundo) 

+ "Locura de Bogdanovich, que maneja el enredo y el vodevil con pulso firme, y husmea en las candilejas para retratar a un puñado de personajes desmadrados pero humanos. Una gozada de caos" (Miguel Ángel Palomo: Diario El País) 

PUNTUACIONES
- Descubrepelis: 7,1
- Filmaffinity: 7,3
- IMDB: 7,1
* Media: 7,2

TRAILER


VER TAMBIÉN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada