jueves, 5 de julio de 2012

KEEP THE LIGHTS ON


Ya ha arrancado la nueva edición del FIRE! (Mostra Internacional de cinema Gai i Lesbià de Barcelona), y nos esperan diez días llenos de propuestas distintas e interesantes para disfrutar cinematográficamente. El Festival ha dado su pistoletazo de salida con un film premeditadamente seleccionado, ya que Keep the Lights On contó este mismo año con una nominación en el Festival de cine independiente de Sunndance a mejor película. Tras su visionado nos lanzamos a un pequeño comentario.

La película nos cuenta la historia autobiográfica de su realizador Ira Sachs, en una de sus más intensas y largas relaciones amorosas. El director expone en pantalla aquellos aspectos de la vida cotidiana de un modo natural con un tema que si no fuese porqué está sumamente explotado contaría con gran interés, más que por la historia en si, por el debido análisis humano que realiza en sus imágenes.

Su historia avanza con lo que de entrada parece una original idea narrativa, rompiendo el esquema lineal con saltos de tiempo siempre hacia delante, aunque ese esquema enseguida se vuelve caduco y no hace más que restar información e intensidad a su historia, además de terminar de lucirla con unos innecesarios rótulos que marcan el paso de tiempo se supone a más largo alcance. Por el resto el film se deja ver sin ningún tipo de problema, más que la pesadez que puede originar sobretodo hacía su parte final al ver como el desenlace se sigue alargando siguiendo el mismo esquema de repetición de toda la película.

Su autor intenta enfatizar su tono poético a través de una fotografía de colores otoñales, pero no hay mucho más que enfatizar y el intento no queda en más que un simple ejercicio visual sin mucho que añadir, si que su banda sonora aporta algo más de esa fuerza aunque solo destaque sutilmente en contadas ocasiones a lo largo del metraje, por lo que hablar de ella no tiene mucho sentido.

Definitivamente Keep the Lights On no es quizás, y desde mi humilde opinión, la mejor opción para inaugurar la muestra, aunque la película se deje ver sin más, un film encargado de abrir un festival marca la tendencia hacía el público del resto de trabajos que se podrán ver, aunque esa tendencia no sea cierta. A pesar de ello la película se deja ver, sin mucho más que añadir. Puedo prometer y prometo que hay producciones mucho peores.

====================================================================

TÍTULO ORIGINAL Keep the Lights On
AÑO 2012
DURACIÓN 101 min.
PAÍS Estados Unidos
IDIOMA Inglés, alemán
DIRECTOR Ira Sachs
GUIÓN Ira Sachs, Mauricio Zacharias
FOTOGRAFÍA Thimios Bakatakis
REPARTO Thure Lindhardt, Zachary Booth, Julianne Nicholson, Souleymane Sy Savane, Paprika Steen
PRODUCTORA Parts and Labor / Tiny Dancer Films
GÉNERO Drama. Romance
TEMÁTICA Drama romantico. Homosexualidad. Drogas. Cine independiente USA

SINOPSIS
Situada en el Nueva York de nuestros días, Keep the Lights On narra la historia del encuentro entre el documentalista Erik Rothman y el abogado Paul Luly, y las dificultades posteriores para construir una relación sólida, una vida juntos y un hogar mientras luchan por superar ss respectivas adicciones con el paso del tiempo.

PREMIOS
2012: Sundance: Nominada al gran premio del jurado.
2012: Festival de Berlín: Premio Teddy (tematica homosexual) mejor película.

PUNTUACIONES
- Descubrepelis: 5,8
- Filmaffinity: Sin puntuar
- IMDB: 5
* Media: 5,4

TRAILER


VER TAMBIÉN

2 comentarios:

  1. Lo autobiográfico en cine me parece que es una trampa engañosa de la que no todos se encuentran conscientes, y creo que se ve mucho en historias sobre homosexualidad. Está claro que ésta no me la apunto, aunque veré si me aparezco por alguna presentación de esta muestra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo autobiográfico en el cine, como en cualquier otra forma de expresión humana, es un engaño en la medida en la que se nos presenta algo como si de una narración historicista se tratara. Autobiográfico significa que el autor se ha basado en su propia biografía, no que pretenda contarnos un pedazo de su vida. Todo, absolutamente todo lo que el ser humano produce se basa en la propia experiencia y, por lo tanto, es autobiográfico.

    La película que nos ocupa no es, ni pretende ser, un biopic, ni un fragmento de algo parecido a eso. El hecho de que la historia a contar sea autobiográfica o no, le trae al espectador sin cuidado. Ni creo que de ello adolezca la película, ni que se trate en absoluto de una exposición visceral o egolatra del responsable de su factura.

    Simplemente es un alguien que ha querido contar al antojársele, supongo, interesante la esencia de un fragmento de su propia existencia, fiel o no a la verdad. Convirtiendo a su Yo en un personaje con vida propia sin pretender reencarnar sus propias características, digo yo.

    El ritmo de la peli si que anda un poco cojo, pero dejando aparte los cortes temporales sin mucho sentido, lo que nos cuenta, sin parafernalias ni pretensiones poéticas de ningún tipo (puede que sí dejándose arrastrar un poco por el melodrama) me pareció entrañable, puede que por la ingenuidad que se desprende de la cinta y su "cuento", o quizás por presentarnos otra forma más de entender las relaciones humanas, que puede ser muy seguramente no compartida, pero que considero que puede llegar si uno pone de su parte un poco de voluntad.

    Está claro que no es una obra maestra, pero si una de esas películas pequeñas (en el sentido que se le quiera dar, no vamos a entrar a discutir el significado de la pequeñez cinematográfica ahora) a las cuales vale la pena echarles un vistazo. Yo no me arrepiento.

    ResponderEliminar